Urena domingo

ARTISTA DE LA SEMANA: GABRIEL UREÑA

Con el fin de potenciar y dar mayor visibilidad a las citas musicales que van teniendo lugar en nuestro país, así como a los artistas que participan en ellas, presentamos nuestra sección ARTISTA DE LA SEMANA, para abrir cada día con música, alcanzando ya su segunda edición en la temporada 2021-2022. De nuevo, cada selección es un auténtico privilegio, pues estará escogida, día a día durante toda una semana, por grandes nombres de la clásica de nuestro país, o de gran cercanía a él. 

El joven violonchelista asturiano Gabriel Ureña es una de las voces más prometedoras de nuestro país en su instrumento. Realizó sus primeros estudios en el Conservatorio de Avilés, así como Con Covadonga Fernández, titulándose en el Superior de Oviedo. Completó su formación becado por Claudio Abbado en la Escuela de Música de Fiesole, así como con la prestigiosa Natalia Gutman en el Conservatorio de Viena. Además, ha recibido clases de nombres como los de Natalia Shajovskaya, Gary Hoffmann o Ivan Monighetti.

Con 19 años fue designado violonchelista  principal de la Oviedo Filarmonía, siendo así el músico más joven de las orquestas españolas en obtener dicha plaza. Al mismo tiempo, ha tocado como solista en lugares como el Auditorio Nacional de Música de Madrid, el Musikverein y la Ópera de Vieva, el Théâtre des Champs Élysées parisino, o el Seoul Arts Center, en Corea del Sur. Asimismo, ha trabajado como solista con la London City Orchestra, con la que interpretó recientemente el Concierto para violonchelo de Dvorák en la capital inglesa. En marzo del año pasado, Ureña lanzó al mercado su primer álbum discográfico, interpretando en solitario piezas de Shostakovich, Prokofiev y Rachmaninov junto al pianista Patxi Aizpiri y recibiendo elogiosas críticas por el resultado. 

Los próximos jueves 16 y viernes 17, Gabriel Ureña será el invitado solista de la Filarmónica de Málaga para arir su temporada de conciertos en el Teatro Cervantes, interpretando juntos el Concierto para violonchelo nº1 de Saint-Saëns, bajo la batuta de José María Moreno, titular de la formación. El programa se completará con obras de Mahler y Cano Palomo.

Su selección musical:

Domingo 19 de septiembre. Mozart: Concierto para oboe, K314. Por Lucas Macías, Claudio Abbado y la Orchestra Mozart.

Estrenado en 1777, cuando el compositor apenas superaba la veintena, el Concierto para oboe de Mozart es, sin duda, una de las piezas fundamentales en el repertorio para este instrumento. Hasta 1920 la partitura estuvo perdida, conociéndose sólo la transcripción para concierto de flauta que realizara el propio autor. De carácter alegre y desenfadado, con dos movimientos extremos en do mayor y un central en fa mayor, la pieza supuso un verdadero hit para los oboístas de la época. En esta ocasión, escuchamos a Lucas Macías, dirigido por Claudio Abbado. ¡Feliz escucha!

Sábado 18 de septiembre. Verdi. Rigoletto: "Cortigiani, vil razza dannata". Por Leo Nucci.

Que Verdi supuso un antes y un después para la voz de barítono es un hecho. Escuchamos hoy una de las arias - y óperas - más representativas de la cuerda: Cortigiani, vil razza dannata, de Rigoletto, en la voz de Leo Nucci. Todo un festín de emociones al servicio de la parola scenica y la profundidad psicológica con la que el compositor dotaba a sus personajes. El jorobado descubre que su hija ha sido raptada y está con el duque. La rabia le invade y acaba suplicando a los cortesanos que le digan dónde se encuentra. ¡Feliz escucha!

Viernes 17 de septiembre. Schubert: Quinteto para cuerda, D956. Por Hagen Quartett y Heinrich Schiff.

Compuesto sobre el comienzo del otoño de 1828, el Quinteto para cuerda en do mayor es una de las últimas obras creadas por Franz Schubert, introduciéndose por primera vez en este conjunto de cámara y tras haber mostrado verdaderas obras maestras en su forma de entender el cuarteto. Este quinteto no es precisamente algo menor, sino la continuación de esa fabulosa estela camerística suya. Gabriel Ureña nos lo ofrece en la visión del Hagen Quartett junto al violonchelista Heinrich Schiff. Escuchen con especial atención la absoluta maravilla que supone el Adagio del segundo movimiento. El tiempo suspendido, la elevación absoluta, cambios hacia la turbulenta intensidad... ¡Feliz escucha!

Jueves 16 de septiembre. Brahms: Cuarta sinfonía. Por Carlos Kleiber y la Filarmónica de Viena.

Para el jueves, Gabriel Ureña nos invita a degustar otro plato fuerte de uno de los grandes de la composición alemana: la Cuarta sinfonía de Johannes Brahms. Considerada como una de sus obras maestras, grandes arcadas melódicas y un extraordinario tejido contrapuntístico se dan la mano, siempre con el color otoñal, la amarga esperanza y la intensidad con la que el músico cubría sus partituras. ¡Feliz escucha!

Miércoles 15 de septiembre. Beethoven: Triple Concierto. Por Svitatoslav Richter, David Oistrakh, Mstoslav Rostropovich, Herberto von Karajan...

Una vez más, con el Triple Concierto de Beethoven nos hallamos ante la revolución de una tradición. Solemne, heroico y cargado con la evocación del ideal humanista, el compositor crea un nuevo espejo en el que mirarse para generaciones posteriores, llámense Bartók, Ligeti o Gubaidulina. Lo escuchamos hoy, a propuesta de Gabriel Ureña, con tres extraordinarios artistas soviéticos que cruzaron el telón de acero para ponerse a las órdenes de un alemán: Herbert von Karajan. ¡Feliz escucha!

Martes 14 de septiembre. Strauss: Sinfonía alpina. Por Bernard Haitink y la London Symphony Orchestra.

Para el martes, escuchamos uno de los grandes poemas sinfónicos del repertorio: la Sinfonía Alpina (Eine Alpensinfonie) de Richard Strauss, con la que el compositor finalizó sus incursiones en este descriptivo género. Una colosal orquestación erige una cromática paleta de sensaciones, recuerdos y paisajes, que dan forma al ascenso y bajada de un pico de los Alpes bávaros. La salida del sol, la entrada al bosque, la cascada, los glaciares y por fin, la cima. Después la niebla, la tormenta, la puesta de sol y finalmente la noche... ¡Feliz escucha!

Lunes 13 de septiembre. Haydn: Concierto para violonchelo nº1. Por Nicolas Altstaedt, Michael Sanderling y Kammerakademie Postdam.

Para abrir sus días como artista de la semana, Gabriel Ureña nos lleva hasta una de las joyas de su repertorio: el Concierto para violonchelo nº1 de Joseph Haydn. Compuesto en torno a 1765 y perdido hasta los años sesenta del siglo XX, supone uno de los mayores exponentes del violonchelo durante el Clasicismo, recogiendo esencias aún barrocas y dotando de forma sonata a los tres movimientos (Moderato - Adagio - Allegro) que lo conforman.